¿Cómo Potenciar Tu Masculinidad?

¿Como potenciar tu masculinidad?

¿Cómo potenciar tu masculinidad en las épocas actuales?

Antes de que comiences a leer este articulo me gustaría ponerte un poco en contexto, este articulo es uno de los capitulos de mi libro «El Hombre», por lo cual si notas que hago referencia a otras cosas que no se mencionan en el articulo puedes encontrarlo todo en el libro.

Sin más que añadir comencemos con el articulo.


Resulta algo sumamente obvio que en la época actual la masculinidad podría no resulta ser del todo necesaria.

Nos hemos inundado de comodidades de todo tipo, no solamente materiales, sino sociales, ya no necesitamos cazar nuestro alimento, ya no es necesario invadir tribus para ampliar el territorio, ya no es necesario cosechar para tener algo que comer. Estas comodidades han sido posibles gracias al desarrollo de comunicación, el lenguaje, la autoridad, la creación de leyes, la tecnología etc.

Hemos logrado llegar a una época en la que la masculinidad nos resulta completamente innecesaria tanto para la supervivencia, y en muchas ocasiones tampoco nos resulta necesaria para la reproducción de nuestros genes.

Llegamos a un punto en el que el hombre promedio puede vivir tranquilamente y prosperar sin una masculinidad palpable, incluso una sociedad donde los hombres pueden darse “el lujo” de ser femeninos, y aun así lograr el éxito en varias áreas del a vida, pero…

¿Esto es lo mejor para nosotros como especie?

Desde mi perspectiva no lo veo así, no niego ni estoy en contra de que existan hombres que se sientan cómodos con la forma de vivir que la sociedad les presenta ni con el “rediseño” de la masculinidad (ya sea por que se compraron las creencias que les arroja el condicionamiento o por un deseo genuino intrínseco). Sin embargo.

No hay que dejar de lado que esta cualidad (la masculinidad) fue lo que nos ayudo a lo largo de millones y millones de años a sobrevivir y a convertirnos en lo que somos actualmente.

Además de que, cuando ocurren los mayores desastres, cuando llegan las épocas más obscuras o los momentos más complicados es donde la masculinidad se vuelve útil tanto para los hombres como para la sociedad misma (tal como épocas que surge la guerra, momentos de catástrofes naturales, infortunios o accidentes) por ello considero que lo más conveniente es mantenerla, y no únicamente mantenerla sino desarrollarla adaptándonos a la manera actual de vivir, pero sin perder la esencia de lo que significa la misma.

“Es mejor ser un guerrero en un jardín, que un jardinero en una guerra”

Por ello considero que en la actualidad podemos apegarnos a prácticas que traten de alguna manera encarnar, emular o simular lo que algún día fue la masculinidad para nuestros antepasados, ya que es más que obvio que actualmente nos resultara más que imposible encarnarla de manera idéntica (a menos de que tu propósito de vida sea ser un soldado y quieras ir a la guerra, convertirte en un cazador e irte a vivir a la selva, o algo por el estilo, sin embargo considero que no hace falta llegar a tales extremos para el desarrollo de la misma).

En su lugar te propongo una serie de actividades muy sencillas con las cuales puedes implementar como hábitos en tu vida diaria y seguir desarrollando y practicando tu masculinidad.

-Levantar pesas, acudir a algún gym, o hacer ejercicio con tu propio peso corporal

Además de la enorme cantidad de beneficios en aspectos de salud que trae consigo el trabajo de fuerza, también puede beneficiarnos en el aspecto de la masculinidad, ya que como lo hemos visto, una de las virtudes tácticas que se encuentra muy entrelazada con la masculinidad es LA FUERZA, esta virtud nos resulto más que útil en las épocas tribales, y hoy en día tal vez nos resulte innecesaria, pero lo que si te garantizo es que esta virtud te otorgara demasiadas ventajas sobre las personas que no la poseen ni han desarrollado, principalmente se refleja en aspectos estéticos, además de que hoy en dia no nos encontramos del todo exentos de peleas o conflictos que lleguen a lo físico, por ello te recomiendo desarrollarla.

Esta virtud puedes desarrollarla ya sea en un gym, levantando pesas, o incluso con tu propio cuerpo haciendo ejercicios de calistenia, en particular me agrada mas lo primero ya que puedes realizar progresiones de una manera más sencilla debido a todas la herramientas que te aporta un gym, sin embargo también con calistenia puedes cumplir los mismos objetivos aunque con un poco mas de esfuerzo.

-Pasa tiempo en la naturaleza

Increíblemente, hoy en día la naturaleza se ha convertido en una especie de “lujo” que no todas las personas se pueden dar, la urbanización y modernización se ha incrementado y expandido tanto al grado de que ya es sumamente difícil encontrar áreas en las cuales abunde la naturaleza.

Sin embargo, resulta indispensable para el bienestar del ser humano entrar en contacto con cualquier tipo de entorno natural (ya sea bosques, la playa, selvas, etc), se ha demostrado gracias a la epigenética, como entrar en contacto y sumergirse en la naturaleza, sin aparatos electrónicos, sin tenis, ni ningún articulo electrodoméstico, sin nada extra más que tu mismo y la naturaleza, podría activar genes benignos y desactivar los genes malignos, por lo cual el contacto con la naturaleza no únicamente nutre tu masculinidad, sino tambien impacta positivamente tu salud.

Además en el aspecto de la masculinidad puede ayudarte a conectar con ese guerrero salvaje que posees en tu interior, ya que fue en este tipo de ambientes en el que la mayoría de nuestro tiempo estuvimos

-Inscribirte en algún arte marcial.

Ya sea boxeo, MMA , muay thai, karate, o cualquier tipo de arte marcial, que te haga entrar en contacto con tu guerrero interior. Las peleas en un entorno controlado te resultaran sumamente beneficiosas para el desarrollo de tu masculinidad, ya que tu cerebro inconsciente no detectará que te encuentras en un ambiente controlado y sentirá la misma sensación que sentían tus antepasados cuando tenían que pelear por su vida, sentirás literalmente lo que se siente estar al borde de la muerte (aunque todo esto estará controlado claro está).

Además te hará conectar con ese lado salvaje y violento que trae consigo la masculinidad.

En particular llegue a practicar boxeo por un tiempo, y considero que uno de los momentos en los que me he sentido mas vivo en toda mi vida fue cuando me toco hacer sparring y ver mi boca sangrando al final del round, con los pómulos hinchados, es algo que puede parecer rudo para esta sociedad de cristal, sin embargo si tu meta es potenciar tu masculinidad es un rito de pasaje que te recomiendo experimentar mínimo una vez en tu vida si o si.

-Detecta alguna habilidad que poseas y dedícale tiempo en desarrollarla

Esto principalmente te ayudara a desarrollar la virtud táctica de la maestría.

Robert Greene en su libro “maestría” nos indica que para desarrollar la maestría en una actividad o área en particular se necesitan en promedio 10,000 horas dedicadas a dicha actividad.

Por ello busca aquello en lo que ya eres bueno, aquello que ya se te da, o algo por lo que naturalmente sientes una curiosidad especial y dedícale una cierta cantidad de minutos o de preferencia horas al día, esto no solamente te conectara con tu masculinidad, sino que en ocasiones llega a darte un propósito y en algunas ocasiones generarte ingresos gracias al desarrollo de esta actividad.

-Forma tu propio grupo de hombres (tu tribu).

Como ya lo vimos a lo largo del libro, la tribu resultó algo más que indispensable para nuestra supervivencia y para forjar nuestra masculinidad, lo mismo se puede replicar el día de hoy, formando un grupo de amigos con los que tengas intereses en común y de vez en cuando salir a la naturaleza con ellos, ya sea de caza, salir en moto, ir a la playa con ellos, compartir experiencias, esto no solamente te revitalizara sino que además te servirá como ritual de iniciación masculina, tal como lo vimos en los capítulos anteriores. Además de que forjaras lazos más profundos con las amistades que realices este tipo de actividades.

-Practica algún tipo de deporte en equipo.

Observa muy bien los deportes que se juegan en equipo, son la representación perfecta de las épocas tribales, representan esa reunión de una tribu en contra de otra, en donde siempre existe un equipo ganador y un equipo perdedor, pareciese que estuviera en nuestros genes buscar este tipo de dinámica de confrontación de tribus, por ello otra sugerencia que te doy es de vez en cuando, cada que te sea posible realizar algún tipo de deporte que requiera jugarse en equipo para emular de alguna manera las actividades de confrontación de tribus que se realizaban antes, deportes tales como el baloncesto, el futbol soccer, el futbol americano, o cualquier deporte que se realice en equipo podría ser beneficioso para el desarrollo de tu masculinidad.

-Haz cosas que jamás te atreves a hacer, sal de tu zona de confort.

El coraje es una de las virtudes tácticas que considero más importantes cuando se trata del tema de la masculinidad.

El día de hoy el coraje ya no puede ser desarrollado enfrentándote frente a otra tribu, o luchando contra un depredador o un animal salvaje, sin embargo aun hay cosas que puedes realizar para el desarrollo de esta virtud, y la manera mas fácil es saliendo de tu zona de confort, atreviéndote a hacer cosas que jamás te has atrevido a hacer (sin descalibrar ni dañar a terceros obviamente).

Ejercer el coraje en estos tiempos te dará una energía y vitalidad increíble, te hará sentirte más capaz y confiado para realizar cualquier tipo de actividad que te plantees.

Cosas como hablarle a alguna mujer que te atraiga por la calle, cosas como atreverte a ejecutar ese emprendimiento que lleva años en tu mente únicamente como una idea, cosas como aventarte de un paracaídas, enfrentar tu mayor miedo, cualquier cosa que te desafié es válida, además impactará positivamente en todas las áreas, ya que el coraje es como un musculo que se va a adaptando y creciendo entre mas lo sometas a “estrés”.

-Cumple con tu palabra.

Cumple con cada cosa que digas, y si no vas a cumplir entonces no lo digas, y esto no es por quedar bien con los de más, sino por quedar bien contigo mismo.

Tal como lo vimos en el capitulo de las virtudes, el honor es una de las virtudes tácticas que en la actualidad no se le toma tanta importancia, hoy en día cualquier persona puede mentir y no sufrirá consecuencias, sin embargo, nosotros somos diferentes, conocemos la importancia que el honor tuvo para nuestros ancestros y por ello para un desarrollo optimo de la masculinidad hay que cumplir con dicho honor, ya que no solamente lograremos este objetivo sino que lograremos auto respetarnos y saber que nuestra palabra tiene un valor y peso tanto para nosotros mismos como para el resto de las personas, y personalmente considero que no hay mejor cosa que eso.

Además en las esferas sociales más elevadas y de más alto estatus, en las que ya se cuenta con una abundancia completa de recursos, en esas esferas donde literalmente el dinero que poseen es tanto que pierde cierto grado de importancia, entonces se comienzan a valorar otro tipo de cualidades y cosas, y una de estas cosas es el honor, la palabra con la que una persona cuenta.

¿Te agrado este capitulo? Es SOLAMENTE uno de los capítulos de todos los que se tocamos en mi libro «EL HOMBRE», en el cual te enseñaremos todo acerca de la masculinidad, tocamos temas escabrosos como el matrimonio, la crianza de los hijos, rituales de pasaje, y más. Además te ayudaremos a convertirte en tu mejor versión, una versión más masculina y por lo tanto una versión más atractiva, si te gusto este capitulo en el libro encontraras 10 veces mas de valor e información que realmente te transformará y dará un giro a tu vida de 180°. El libro se encuentra disponible, a continuación te dejo el boton para realizar la compra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.